¿Galette o crêpe?


¿Galette o crêpe?

Cuando abren la carta, algunos clientes de Can Pepito fruncen el ceño mientras dudan…. ¿galette o crêpe?

Que no cunda el pánico: no hay porqué elegir, son perfectamente complementarios.

Mucha gente no sabe que la galette es para preparaciones saladas, mientras que el crêpe es para las dulces. Así que sumar una y otra da como resultado un menú delicioso.

La galette no es más oscura porque esté más tostada. Se debe a la harina de sarraceno, un grano libre de gluten y con unos 7.000 años de historia.

El trigo ha eclipsado a otros muchos granos en occidente, pero el sarraceno es una magnífica excepción. Rico en minerales, tiene más calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio y zinc. También le supera en el aporte de vitamina K. Y el hecho de ser menos común que el trigo, hace que su precio sea unas diez veces mayor.

Pero en Can Pepito escogemos el mejor, elaborado en molino de piedra de forma artesanal, capaz de aportar toda la esponjosidad y sabor que requiere una auténtica galette al estilo bretón.

Y si la rellenamos con una fusión de nuestras influencias más directas, la gastronomía francesa y mallorquina, obtenemos La Galette Can Pepito, una de las recetas que más seduce a nuestros clientes.

Al hincarle el diente, llega la sorpresa: sobre la base de la galette de sarraceno, aparece la untuosidad de la sobrasada, el aroma del queso comté francés y el delicado contraste con la miel. Una combinación de sabores que habla del gusto, la innovación, el mestizaje y la energía con que tratamos de acercarnos a la cocina cada día.

En nuestra carta puedes ver otras muchas propuestas de galettes, crêpes, ensaladas, poke bowls y platos de carne y pescado que, como todas nuestras recetas, también tienen su historia.

Si vienes a conocernos, te las contamos 😉